El Té Blanco es muy bueno para reforzar el sistema inmunológico y el circulatorio por lo que ayuda a proteger contra el cáncer, las enfermedades del corazón y los derrames cerebrales. Es excelente para fortalecer huesos, dientes y evitar el cáncer en la piel, ya que crea una barrera a modo de escudo inmunológico.

Mostrando todos los resultados 2