El Té Rooibos mejora problemas gastrointestinales como diarrea, estreñimiento, gastritis, dolores de estómago, vómito y náuseas. Es un excelente antiinflamatorio, y su efecto antioxidante es bueno para algunos problemas de la piel, es diurético suave, remineraliza los dientes y huesos y elimina bacterias.
Es ideal para equilibrar el sistema nervioso, no contiene teína y lo pueden consumir bebés e hipertensos.

Mostrando todos los resultados 5